lunes, 4 de octubre de 2010

Relojes: Breitling SuperOcean 2010



Hoy quiero revisar un Diver muy especial. Está fabricado por Breitling, más conocido por sus relojes relacionados con la aviación que con los de los submarinistas.

De hecho, la caja de presentación viene con aviones pintados de amarillo:



Tras abrir la caja de cartón, una caja de madera con el logotipo de la marca:




La marca Breitling, cuando se decide a hacer algo, lo hace bien. Por ello, nos encontramos con un reloj sumergible hasta 1,500 metros... Vamos, que con respecto al agua, lo aguanta todo.

La caja es de 42mm, y tampoco es demasiado alto, se lleva muy bien, y tiene un cristal absolutamente invisible. Los índices son aplicados, con un relieve impresionante. El bisel es de caucho mezclado con acero, y el resultado es impresionante. Parece casi "de juguete".





El bisel es giratorio en una dirección, y tiene un anillo interno del cual se puede elegir el color. Hay azul, rojo, blanco, negro... En este caso, el anillo es amarillo, que le da un aire muy, muy deportivo.

La correa es de caucho, y es fundamental comprarlo con el cierre deployante Ocean Race. Es uno de los mejores cierres que he visto en mi vida, y cuenta con extensor de buceo.



En resumen, un gran diver, y una buena compra. Lástima que el verano quede tan lejos...

1 comentario:

Jose Ramón dijo...

No me gusta la esfera del reloj (con la excepción del logo aplicado, que sí es bonito). Tampoco me gustan los números del bisel. Por lo demás, el reloj lo encuentro chulo. Todo sumado, no me compraría nunca este modelo de Breitling. A día de hoy, creo que sólo me compraría un Breitling de la serie Navitimer... a pesar de que jamás usaría la regla de cálculo y todo eso.